At midday on Friday 5 February, 2016 Julian Assange, John Jones QC, Melinda Taylor, Jennifer Robinson and Baltasar Garzon will be speaking at a press conference at the Frontline Club on the decision made by the UN Working Group on Arbitrary Detention on the Assange case.

Friday, May 6, 2011

May 6 - Kristinn Hranfnsson: "En el periodismo, para que algo tenga interés necesita sentido de exclusividad"


Kristinn Hranfnsson: "En el periodismo, para que algo tenga interés necesita sentido de exclusividad"

>> "Ahora que Wikileaks tiene gran relevancia quizá podamos colaorar con más medios de comunicación"

>> “Es indignante que con la tarjeta puedas comprar armas y hacer donaciones al Ku Klux Klan, pero no a Wikileaks”

>> “Lo que está ocurriendo en el norte de África y Oriente Medio es consecuencia de los cables que hemos publicado a través de Wikileaks”
SONIA DAPENA 05/05/2011 - 22:41 h.
Pocas noticias han levantado tanto revuelo a nivel mundial en los últimos meses como las surgidas a raíz de las famosas filtraciones de Wikileaks sobre las guerras de Irak y Afganistán o las condiciones en las que vivían los presos del centro penitenciario norteamericano de Guantánamo. La democratización de una información clasificada y oculta bajo decenas de claves de seguridad le ha valido a la organización dirigida por Julian Assange el premio José Couso de Libertad de Prensa del año 2011 que otorga el Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia. Kristinn Hranfnsson, portavoz y segundo hombre de Wikileaks, recogió ayer el galardón en Ferrol. En su visita a la ciudad de origen del cámara de Telecinco asesinado en Irak en 2003, Hranfnsson reconoció que su organización fue fundamental para reabrir el caso.


Viene a recoger un premio de periodismo. ¿Qué función desarrolla Wikileaks dentro de este sector? ¿Sus prácticas pueden considerarse como tal?


Creo que es parte del periodismo, eso es algo que nunca dudé después de unirme al movimiento tras 20 años de carrera como periodista. La función principal del periodista es desentrañar los misterios e informar al público y eso es lo que lleva haciendo Wikileaks desde que se fundó en el año 2006. Hasta hace poco publicábamos tanto las fuentes en bruto como el análisis de los documentos, pero en los últimos 13 meses empezamos a colaborar con distintos medios que analizaban la información que les proporcionamos.


Esa apuesta por colaborar con medios tradicionales es fruto de su interés por hacer que la información llegue a todo el mundo. ¿No sería más democrático facilitar las filtraciones a todos los medios y no solo a algunas cabeceras?


Es interesante porque hasta hace poco publicábamos cosas que no tenían ningún impacto. No eran recogidas por los medios. Así me di cuenta de cómo funciona el sector del periodismo y es que para que algo tenga interés tiene que haber un cierto sentido de exclusividad. Cuando estuve en Bagdad el año pasado, reuní distintas fuentes como entrevistas a los niños, a la viuda de un hombre que intentó salvar a un periodista de Reuters y ofrecí a cualquier interesado esta información de forma gratuita pero había muy poco interés de los medios. En ese momento me di cuenta de que debíamos cambiar de estrategia para cobrar relevancia, pero tal vez ahora que Wikileaks ha cobrado esa relevancia se pueda cambiar de estrategia de nuevo y no haya que colaborar estrictamente con determinados medios para obtener informaciones. Tal vez podamos poner ese material a disposición de todos los medios para que todo el mundo pueda darle la relevancia que tiene. En el marco del Leak-Gate ya hemos llegado a acuerdos con 60 medios de todo el mundo; se trata de cumplir la promesa de dar el mayor impacto posible a la información.


Tras las revelaciones al respecto de los secretos de Estados Unidos, la persecución a la organización que representa no ha parado. A pesar de ello, ¿seguirán la línea que han marcado hasta ahora? ¿Van a ir más allá?


Es difícil de decir porque cada circunstancia nos obliga a ir rectificando sobre la marcha. Hemos tenido distintas estrategias pero depende del material que se esté publicando.


Precisamente en relación con esa persecución, ¿eran conscientes del revuelo que iban a provocar al filtrar unos documentos tan importantes? ¿Las reacciones que se han producido después concuerdan con lo que se esperaban?


Hace un año yo fui consciente del tipo de material que teníamos y sabía que íbamos a desatar una tormenta. Me ha sorprendido la agresividad que ha tenido el Gobierno americano, que está rozando lo ridículo. Por ejemplo, a los abogados de los detenidos en Guantánamo les han prohibido leer los archivos de Wikileaks, incluso aquellos que pertenecen a los presos que están defendiendo.

También los bancos les dieron la espalda...

Sí, me sorprendió más la reacción de las instituciones financieras. Visa, MasterCard y Paypal se convirtieron en juez y parte y nos excluyeron, e incluso bancos como Bank of America decidieron, por iniciativa propia, que la actividad de Wikileaks era ilegal y prohibieron a cualquier persona de este planeta realizar contribuciones financieras. Creo que esto es indignante porque están coartando la libertad de expresión de individuos que quieren contribuir al mantenimiento de la organización. Es indignante y ridículo, porque con la tarjeta de crédito puedes comprar armas, drogas, pornografía... Y puedes hacer donaciones al Ku Klux Klan pero no a Wikileaks. Eso demuestra el verdadero rostro de los poderes del mundo.


Las revelaciones sobre Estados Unidos provocaron la detención del soldado Bradley Manning, supuestamente el origen de las filtraciones. ¿Este arresto redujo su número de fuentes o estas se volcaron más?


Ahora decidimos mantener cerrado el sistema de información y cerrado y controlado el sistema de gestión monetaria y recursos humanos. A pesar de tener este sistema más controlado, personas de todo el mundo se ponen en contacto con nosotros para proporcionarnos información, así que se podría decir que ha sido la reacción contraria: estamos recibiendo más información. Uno de nuestros lemas es que la valentía se contagia y la gente es consciente de la importancia de la información.

¿Qué opina del caso de Manning?


Ha sido acusado de hacer estas filtraciones y eso es algo que yo no sé porque la fuente era anónima pero su situación es indignante por el trato recibido. Hemos visto actuaciones de los regímenes totalitarios y torturadores del norte de África que están empezando a caer y esta persona está sufriendo trato de tortura que parece impropio de los Estados Unidos.


Comenta que les llega más información. ¿Queda algo por contar de Estados Unidos? ¿Nos sorprenderán, por ejemplo, con revelaciones sobre el asesinato de Bin Laden?


Es interesante este tema porque ayer [por el miércoles] recibí una llamada de un periodista que me preguntaba qué opinaba de los rumores que decían que el asesinato de Bin Laden estuvo desencadenado por nuestros papeles de Guantánamo. Es curioso que nos acusaran de hacer daño a personas y que finalmente el único dañado haya sido Bin Laden. En los papeles de Guantánamo se puede leer que la CIA ya sabía en 2008 que un colaborador de Bin Laden estaba en Pakistán y me parece curioso que hayan tardado dos años en encontrar a una persona en Abbottabad, un pueblo más pequeño que mi pueblo de origen en Islandia.


Wikileaks recibe el premio José Couso de Libertad de Prensa, dedicado a un cámara gallego asesinado en Irak. La organización también filtró la actuación de Estados Unidos en este caso, en el que intentó cerrar el proceso español contra los tres militares que controlaban el tanque que disparó al hotel Palestina. ¿Cree que su organización fue básica para reabrir el caso? ¿Cómo se resolverá?


No sé como acabará pero es importante que se cierre debidamente: es importante para la familia de José Couso, para los periodistas que trabajan en zonas de guerra y para los que trabajan en todo el mundo. Cuando visité Irak me pareció indignante lo que ocurrió. Me alegro de que los documentos de la embajada norteamericana hayan servido para revelar los intentos por parte del Gobierno estadounidense para cerrar el caso. Me parece indignante, al igual que me lo parece la connivencia del Gobierno español y, por tanto, me complace que haya servido para reabrir el caso, ponerlo sobre la mesa y que se siga investigando.


Hemos repasado varias filtraciones. ¿Cuál considera más importante? ¿Qué información le gustaría dar en el futuro?


Me gustaría no valorar la información que todavía no hemos publicado. En cuanto a la publicada, por un lado, los diarios de guerra de Irak y Afganistán y por otro los cables del Departamento de Estado que nos muestran el funcionamiento interno de la política. Me cuesta decantarme por una filtración pero sí podemos decir que lo que está ocurriendo en el norte de África y Oriente Medio es consecuencia de los cables que hemos publicado. La revolución solo es comparable a la caída del Muro de Berlín.


Su predecesor en Wikileaks, Daniel Smith, que se fue de la organización enfrentado con Assange, ha publicado un libro y ha creado la plataforma Openleaks. ¿Cree que podría utilizar datos que obtuvo en Wikileaks para su propio beneficio en su nueva actividad?


No pienso en absoluto en Daniel y no he leído su libro, pero sí creo que ha usado Wikileaks para publicitar sus nuevas actividades, que realmente aún no están en marcha. No tengo ninguna opinión acerca de él ni de su libro. Lo que sí puedo decir, en términos generales, es que nuestro concepto ha prendido en la sociedad y empiezan a surgir plataformas análogas al espíritu de Wikileaks. Eso es positivo.

source:
http://www.xornal.com/artigo/2011/05/05/comunicacion/periodismo-algo-tenga-interes-necesita-sentido-exclusividad/2011050522002100477.html

No comments:

Post a Comment